Protegemos más de 80 mil hectáreas en la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno (REBIVI), en colaboración con instituciones federales y organismos internacionales.

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y la International Community Foundation (ICF) se unieron durante 2017 mediante el esquema de financiamiento “Pago por Servicios Ambientales a través de Fondos Concurrentes”, con la finalidad de apoyar las actividades de conservación que realizamos en la Unidad de Manejo y Aprovechamiento de Vida Silvestre (UMA) Laguna San Ignacio, que se ubica dentro de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno.

Localización de la UMA-LSI en relación con la REBIVI_B

A través de este esquema de financiamiento, la CONAFOR y la ICF conformaron un fondo para fortalecer las labores de conservación en las 80 550 hectáreas del Polígono 4 de Terrenos Nacionales, registrado desde 2011 como UMA Laguna San Ignacio. Además, con ello se responde al compromiso adquirido en 2010 por Pronatura Noroeste y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por conducto de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, al firmar un convenio de concertación con el objeto de establecer estrategias y acciones conjuntas, encaminadas a coadyuvar con el fortalecimiento del régimen de conservación que existe en dicho Terreno Nacional.

El plan de trabajo que desarrollamos en el sitio consiste en actividades de vigilancia, educación para la conservación, monitoreo biológico y un protocolo para atención a contingencias ambientales. En general, la estrategia persigue mantener a la UMA Laguna San Ignacio en buen estado de conservación para beneficio de la Ballena Gris (Eschrichtius robustus), la Branta de Collar (Branta bernicla nigricans), el Berrendo Peninsular (Antilocapra americana peninsularis) y otras especies de flora y fauna.

Con el seguimiento y monitoreo periódico de la biodiversidad en el área estamos construyendo línea base que permitirá determinar cuáles serán los grupos objetivos, los indicadores y la estrategia de manejo y conservación a ejecutar, ya sea para reforzar las acciones previas, o en su caso atender y mitigar alguna amenaza en el sitio.

Es pertinente resaltar que en abril de 2017 observamos ejemplares de Berrendo Peninsular (Antilocapra americana peninsularis), subespecie en peligro de extinción según la NOM-059-SEMARNAT 2010, y que dentro de la UMA Laguna San Ignacio se encuentra una pequeña franja del Corredor del Berrendo, la cual forma parte del área núcleo de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno. Asimismo, es importante mencionar la presencia de la Zorrita del Desierto (Vulpes macrotis), especie que año con año se ha registrado en los monitoreos biológicos y que toma relevancia debido a que también se encuentra dentro de la NOM-059-SEMARNAT 2010, con categoría de amenazada. Estos eventos son un indicador de que la UMA Laguna San Ignacio es un sitio óptimo para la cría, alimentación y refugio de estas especies y, por ende, que las acciones de conservación y manejo del área son conducidas adecuadamente.

Fotografía: Guadalupe Cornejo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest