Un invernadero de 741 metros cuadrados en Nayarit forma parte de un proyecto integral para acceder a una alimentación sana y disminuir la presión sobre los recursos naturales.

Gavilanes se encuentra en una zona serrana de difícil acceso, donde en época de lluvia es imposible entrar sin vehículo de doble tracción –lo que dificulta el traslado de alimentos de la canasta básica–. En esta comunidad Cora, ubicada en el municipio de El Nayar, Nayarit, y como parte del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua, instalamos en colaboración con Pronatura México y Fundación Coca Cola un invernadero de 741 metros cuadrados dentro del perímetro de la Escuela Secundaria Técnica Amado Nervo núm. 58.

La construcción es parte de un proyecto integral para que los habitantes de Gavilanes tengan acceso a una alimentación sana durante todo el año, con un costo de producción menor tanto económico como ecológico; su antecedente es la construcción de una olla captadora de agua de lluvia de la cual se obtiene el recurso hídrico para abastecer el cultivo. La sociedad de padres de familia y la dirección de la escuela serán los responsables del resguardo de la infraestructura. La operación del invernadero involucra a estudiantes, docentes de la asignatura “Técnicas de cultivo” y a la comunidad, quienes ya trabajan en el cultivo de alimentos básicos como: rábano, acelga, brócoli, lechuga, cebolla, sandía y jitomate.

Con este proyecto se busca disminuir la presión sobre los recursos naturales para el cultivo de alimentos. En definitiva, la cosecha de agua de lluvia, el trabajo en conjunto y la producción de hortalizas con fines didácticos y alimenticios dan como resultado un ejercicio agrícola de bajo impacto y propician el desarrollo sostenible.

 Fotografía: Yohena Raya
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest