El éxito de la pesca ribereña en el noroeste de México depende de un ecosistema saludable y de un manejo pesquero adecuado.

Pronatura Noroeste impulsa los Proyectos de Mejora Pesquera (FIP, por sus siglas en inglés) como herramientas para lograr una pesca sostenible. Su implementación permite que las pesquerías identifiquen espacios de oportunidad y las coloca en una dinámica de mejora continua.

El Coordinador de Ciencia Pesquera de la Asociación, Dr. Carlos Álvarez Flores comentó que con estos proyectos se busca un cambio para mejorar el funcionamiento de la pesquería, con el FIP se identifica con claridad qué punto es prioritario atender y se organiza mejor el plan de trabajo para mejorar la pesquería.

Los FIP se basan en el estándar de certificación ―para la sostenibilidad del Marine Stewardship Council (MSC), líder mundial en certificación pesquera y se someten a la evaluación externa de Fishery Progress.  

Para trabajar este modelo Pronatura Noroeste establece alianzas estratégicas con socios locales, nacionales y mundiales, como cooperativas y federaciones pesqueras, comercializadores, autoridades y el MSC.

Además, el Dr. Pablo Álvarez, Coordinador de Proyectos de Mejora Pesquera, explicó que se realiza un mapa de pesquerías del noroeste de México, para identificar pesquerías prioritarias y determinar aquellas con las que se puede desarrollar un FIP. Esto permitirá promover una segunda generación de proyectos impulsados desde Pronatura Noroeste. 

Entre las pesquerías con las que trabaja esta asociación civil, se encuentran: el Robalo garabato, en Marismas Nacionales, Nayarit, y sur de Sinaloa; el Pulpo, en Bahía de los Ángeles, Baja California; el Huachinango y otras especies de escama marina, en la costa sudoriental de Baja California Sur y el Verdillo, en su costa occidental. Actualmente, se planea el inicio de procesos de preevaluación para comenzar Proyectos de Mejora con pesquerías de bivalvos en Sinaloa y Loreto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest