El Águila Real, símbolo de identidad nacional para los mexicanos, está amenazada. Con menos de 80 parejas reproductoras en el país, sus poblaciones han disminuido por la reducción de sus fuentes de alimento y de sus sitios de anidación.

Las Águilas Reales también han sido perseguidas por ser erróneamente consideradas un peligro para el ganado menor, por lo que algunos ganaderos las cazan y eliminan sus nidos.

En noviembre de 2012, localizamos cinco familias de águilas distribuidas en una extensión de 8,000 hectáreas en la Sierra de Cucurpe (Sonora); lo que constituye la concentración de individuos más alta registrada para esta especie.

A partir de este descubrimiento diseñamos con nuestros aliados el Plan de Conservación de la Sierra de Cucurpe,
que incluye monitoreo de nidos; vigilancia y evaluación de su éxito reproductivo; conservación y manejo de sus territorios de caza; manejo del hábitat y de las fuentes de agua que utilizan, y restauración.

Este programa dará la pauta para la implementación de mecanismos de protección
a este sitio prioritario, y para asegurar la recuperación y permanencia de las poblaciones de Águila Real en la región.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest