Investigaciones científicas en todo el continente han detectado la disminución de las poblaciones de diversas especies de aves playeras. Una de las especies cuyas poblaciones han descendido más abruptamente es el Playero Rojizo del Pacífico (Calidris canutus roselaari), de la cual se estima que sobreviven menos de 10,000 ejemplares.

El 40% de la población del Playero Rojizo del Pacífico prefiere los humedales del noroeste de México para invernar: Guerrero Negro (Baja California Sur), Golfo de Santa Clara (Sonora), y Marismas Nacionales (Sinaloa y Nayarit). Esto ha dado lugar a un programa de investigación que se ha mantenido durante más de diez años, en los cuales Pronatura Noroeste y la Universidad Autónoma de Baja California Sur han unido esfuerzos para el estudio y la conservación de esta especie.

Como parte de este programa, en 2013 y 2014 registramos la presencia de 6,000 Playeros Rojizos alimentándose de huevos de peces pejerrey en las playas arenosas del Golfo de Santa Clara, en Sonora. Esto es un fenómeno ecológico muy similar al que ocurre en Bahía de Delaware, Estados Unidos, en donde el Playero Rojizo del Atlántico consume los huevos del llamado Cangrejo Cacerola. En ambos casos, la ingesta de huevos le permite a las aves acumular la energía necesaria para completar su migración entre las áreas de reproducción e invernación.

A través de un proceso de información, educación, y gestión de medidas de protección de la playa y el manejo del turismo del Golfo de Santa clara, se pretende prevenir la perturbación del Playero rojizo durante su periodo de alimentación, fundamental para completar su ciclo migratorio.

Lee más sobre nuestro Reporte Anual 2015.
Conoce más de Pronatura Noroeste a través Nuestro Blog.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest