Un equipo multidisciplinario de conservacionistas logró colocar collares GPS a dos jaguares (Panthera onca) en el Área Destinada Voluntariamente a la Conservación (ADVC) “La Papalota”, en Santiago Ixcuintla, para conocer más sobre su forma de vida y buscar las mejores estrategias para la preservación del felino en esta zona de Nayarit.

Los ejemplares capturados fueron un macho y una hembra, a los cuales se les colocó collares de rastreo satelital, con la finalidad de conocer sus desplazamientos, rango hogareño y uso de hábitat en un paisaje altamente modificado por las actividades humanas.

Los jaguares fueron capturados en esta reserva, propiedad de la familia Vallarta Chan, entre los días 20 de febrero y el 1 de marzo del presente año, por personal de “La Papalota Finca Ecológica”, la organización internacional “Primero Conservation”, los coordinadores del proyecto “Jaguares Sin Protección”, profesores y estudiantes de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y habitantes de comunidades aledañas.

La captura se realizó utilizando “lazos matreros”-sistemas de cables de acero con mecanismos destorcedores, resortes, y fijados al piso con pernos- colocados en sitios de paso del animal. Tras su captura se anestesia para colocar el collar, tomar sus medidas y muestras biológicas. Esta técnica de captura es una de las recomendadas en el “Protocolo de Atención a Jaguares Silvestres en México. Captura y reubicación”, y se llevó a cabo con el apoyo de especialistas en manejo de felinos silvestres en México, bajo el permiso SGPA/DGVS/002577/18.

Los jaguares fueron liberados luego del procedimiento y se verificó su buena condición física, ya que tres días después se obtuvieron fotografías con cámaras trampa y posiciones satelitales. Esta actividad forma parte del proyecto “Ecología y conservación del jaguar (Panthera onca) y sus presas potenciales fuera de las Áreas Naturales Protegidas de Nayarit” financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) cuyo responsable técnico es Víctor H. Luja, profesor de la UAN.

Desde el año 2016, Pronatura Noroeste colabora con la Finca La Papalota en la instalación de cámaras trampa en el sitio para documentar y monitorear la presencia de Jaguares y otros mamíferos. Además, los esfuerzos de conservación se complementan con un programa educativo acerca de la especie.

Slide background
Slide background
Slide background

La médico veterinario y zootecnista Ivonne Cassaigne y Ron Thompson de Primero Conservation preparando lo necesario para la captura de los Jaguares. Camila fue la primera en ser capturada, y se monitorea a esta hembra desde 2015.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest