Diez, once y quince años de trabajo conjunto, alianzas colaborativas, compromisos cumplidos y exitosos resultados en conservación de predios con alto valor ecológico, son el balance de los convenios de conservación en la modalidad de Servidumbre Ecológica que concretamos con el Ejido Luis Echeverría Álvarez en la Laguna de San Ignacio, Baja California Sur, con José Manuel Redo, propietario de la Península de Lucenilla, Sinaloa, y con los ejidos Tutuaca y Papigochic, en los Bosques Antiguos en la Sierra Madre de Chihuahua, respectivamente.

Gracias a la firma de esos convenios, más de 100 individuos en estos tres sitios, en conjunto se han protegido más de 60 mil hectáreas de bosques, selvas y ecosistemas desérticos costeros durante más de una década, lo que a su vez ha sido fundamental para la protección del hábitat de especies como la Cotorra Serrana, la Ballena Gris, los manglares y cientos de miles de aves migratorias. Asimismo, el éxito y la transparencia en la ejecución de estos proyectos han alentado la posibilidad de renovar estos convenios e inclusive replicar este modelo en otros sitios de importancia para la conservación.

Estos esquemas en los que se involucra y beneficia a las comunidades y propietarios, nos permiten cumplir con nuestra misión de proteger ecosistemas prioritarios, promoviendo el desarrollo de la sociedad en armonía con la naturaleza.

Lee más sobre nuestro Reporte Anual 2015.
Conoce más de Pronatura Noroeste a través Nuestro Blog.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest